julio 7

Hace cosa de un año un juego apareció como una estrella fugaz en el panorama lúdico. En diferentes foros y páginas especializadas de juegos se hablaba de uno que iba a ser todo un éxito. Un juego de conquista y desarrollo interplanetario con una duración contenida de las partidas a diferencia del enorme “Twilight Imperium” (Christian T. Petersen – Fantasy Flight). El juego era “Eclipse” (Touko Tahkokallio – Asmodee) , editado por una pequeña casa finlandesa. Y apareció como una estrella fugaz porque tal y como salió la edición, se agotó en cuestión de un chasquido de dedos. A JugarXJugar ni tan siquiera llegó.

Pero tras unos meses de espera ha vuelto, y con una tirada imagino que mayor. La estrella fugaz se ha convertido en una estrella luminosa que dificilmente será eclipsada.

“Eclipse” (Touko Tahkokallio – Asmodee) nos pone al mando de una civilización galáctica que quiere expandirse más allá del sistema que controla inicialmente. El tablero se va creando a medida que realizamos exploraciones, por lo que cada partida va a tener su propia configuración. Cada jugador decide al inicio si quiere jugar con una raza de evolución terrestre o prefiere una raza alienígena. Cada una de las razas alienígenas muestra unas características diferenciadas, con sus ventajas e inconvenientes respecto al resto de razas.

Las diferentes  razas inician su andadura con unas tipologías de naves básicas, que van a poder ir mejorando mediante investigación de nuevas tecnologías y su consecuente aplicación. La cantidad de tecnologías y mejoras otorgan una variabilidad muy alta a las partidas, ya que además no todas las tecnologías están disponibles desde el inicio, sino que cada turno iremos extrayendo tecnologías al azar de una bolsa poniendolas al alcance de los jugadores en un tablero común. Y cada raza tendrá que ir gestionando su capacidad de descubrimiento elevando su cuota de ciencia; su capacidad de construcción de mejoras, naves y estructuras elevando su capacidad de materiales; su capacidad de mantener la infraestructura recaudando dinero, para lo que necesitamos aumentar la población extendiendonos por otros sistemas galacticos.

Una de las cosas que me han sorprendido gratamente es que los turnos son bastante rápidos. Cada jugador puede hacer una acción o pasar, y el turno de acciones sigue hasta que todos han pasado. Entre las acciones están Explorar, Investigar, Mejorar naves, Construir naves y estructuras, Mover naves y Influenciar en un nuevo sistema. Una vez todo el mundo ha pasado, se lleva a cabo la fase de combates en caso de que dos o más razas tengan presencia en el mismo sistema.

Los combates son también bastante sencillos y ágiles, así que no se eternizan. Las naves se enfrentan teniendo en cuenta su iniciativa, y dependiendo de la potencia de su armamento y de los escudos defensivos se necesitan unas tiradas más o menos altas para impactar.

Tras la fase de combate se pasa a la fase de Mantenimiento, en la que recibiremos recursos de tres tipos: dinero para mantener nuestras infraestructuras; Ciencia para investigar nuevas tecnologías; Materiales para comprar nuevas naves y estructuras. Finalmente se hace una fase en la que se extraen nuevas tecnologías y se prepara el siguiente turno, y ¡a por el próximo!

Una partida tiene una duración aproximada de 3-4 horas, que pasan rapidamente enfrascado en la conquista de mundos y nuevos sistemas. Ilumina tu ludoteca con “Eclipse”.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
ECLIPSE, 5.0 out of 5 based on 2 ratings