Reservas Lúdicas
THURSDAY NIGHT FEVER SAGRADA FAMÍLIA
THURSDAY NIGHT FEVER HORTA
TIENDA ONLINE
BLOG
CONTACTO

The Mind, conectando nuestras mentes

¿Cómo es posible que un juego tan simple enganche de esta manera? Tras jugar a «The Mind» (Wolfgang Warsch) con diversos grupos esa pregunta me golpea como un martillo pilón.

La idea que subyace tras «The Mind» es de una sencillez contundente. Un mazo de cartas del 1 al 100 y varios niveles que superar en este reto cooperativo. En cada nivel se reparte tantas cartas a cada jugador como el número de nivel al que nos enfrentamos: 1 en Nivel1, 2 en Nivel2, 3 en Nivel3, etc. Por lo tanto, en Nivel1 cada jugador dispone de una sola carta. El objetivo, jugar las cartas en orden ascendente. El reto es hacerlo sin revelar nada sobre la/s carta/s que tiene cada uno en la mano; sin hacer gestos que puedan revelar con claridad si tu carta es alta o baja. Dejarse llevar por la intuición, por tu impaciencia o tu paciencia. Intentar «leer la mente de tus compañeros».

La dinámica también tiene su gracia: no hay turnos. Los jugadores pueden jugar libremente sus cartas cuando consideren que es el momento adecuado. Si alguien juega una carta y otro/s tiene/n cartas de valor inferior deben avisar. Paran momentaneamente la ronda y se descartan de esas cartas, a la vez que se pierde una vida. Si era la última vida disponible, el grupo pierde…¡no hemos conseguido conectar nuestras mentes!

Jugando a The Mind

Es sorprendente como los grupos entran en «The Mind». Hay nervios, miradas complices, dudas, tensión, gotas de sudor que caen, hasta que alguien decide jugar su carta..¿estará bien o perderemos una vida? A medida que juegas partidas con un grupo aprendes a conocer a tus compañeros. Está el agonías incapaz de esperar más de cinco segundos; el prudente que se piensa la jugada hasta cuando tiene un 1 en la mano; el dubitativo que está continuamente a punto de jugar y luego hecha la mano atrás y mira con cara de «no lo tengo claro»; el tempano de hielo que eres incapaz de imaginar que pasa por su cabeza…

«The Mind» nos ha gustado mucho. Como está escrito en la trasera de la caja, «The Mind es más que un juego. Es un experimento» Y según nuestra opinión, un experimento divertido y muy adictivo.

1 Comment
  • Jesu
    Posted at 12:30h, 14 octubre Responder

    Es un juego de nervios. Los jugadores han de cooperar, pero no PUEDEN cooperar, porque está prohibido dar indicaciones sobre qué cartas se tienen.

    Durante el juego la cabeza te hierve pensando en si has de poner tu «23» o no. ¿Es un número lo suficientemente bajo, teniendo en cuenta que el anterior fue un «18»? ¿Qué pasa si alguien tiene un número menor?

    Recomendable si te gusta el stress y mirar a los ojos a los demás para intentar adivinar qué piensan…

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies